Ahora en los cines…

La mejor película de ciencia ficción de la historia. La mejor.

Anuncios

Lalibela

Lalibela es una ciudad que si no es una maravilla del mundo, debería serlo.” Eso es lo que dice Kapuscinski en su libro, Ébano. Situada en la mitad norte de Etiopía, es una pequeña aldea llamada así por el rey homónimo a finales del siglo XII. De origen católico, esta aldea posee unas impresionantes iglesias talladas en la propia montaña. Enterradas bajo tierra, para que los musulmanes no pudieran verlas y así no atacaran la ciudad.

Sabemos tan poco de áfrica…

Welcome, World!!!!

El engendro anteriormente mostrado, se llama Laura (¿Como sabía Noemí que era ella? ¿Por la ropa?) Es la hija de un buen amigo y ya hablé de ella a las pocas horas de venir al mundo. Es una cachonda, se parte de risa de todo. Y es muy buena. Se porta bien. Al menos hasta el día de hoy. No se muy bien cual es el ratio de cariños correspondientes, pero sospecho que la cría va a salir mimada y con complejo de objeto de entretenimiento (como el resto de su género :P) Ademas, debe de ser un síndrome, o un comportamiento habitual en los seres humanos recién padres, empezar a preguntar a tus allegados por cuando “les tocará a ellos” incluso a la gente a la que resulta completamente improcedente y sin sentido, como un servidor. La verdad es que verlos te dan ganas de crearlos. Es un retrato viviente de la incredulidad y el buen humor. Total, para la decepción que se llevara cuando crezca… Son cosas que te inyectan una nueva dosis de esperanza en la humanidad. Para traer a un niño a este mundo loco, creo que hay que tener mucho mas optimismo que esperma.

Los padres se percataron al cabo de un rato de estancia en su casa de que no me comportaba igual que el resto de la gente.  No estaba como un bobo haciendo carantoñas al bebé, ni siquiera quise cogerlo. Me lo ofrecieron y no me quedo mas remedio que dejar suspendida sobre mí esa delicada y frágil estructura orgánica. Ciertamente daba miedo. Durante todo ese rato estuvimos charlando, especulando en clave de humor sobre diferentes aspectos de la procreación, como por ejemplo la vestimenta de los niños. ¿Porque nadie viste a sus niños de gótico? ¿Porque no tratan a los niños como si fuesen niños en vez de como si fuesen estúpidos? Por otra parte es increíble lo difícil que es hacer una foto a un crío. No se está quieto nunca, como es lógico. Se tuvieron que hacer decenas, cientos, miles de fotografías (casi 200 mb de fotos) hasta encontrar una que no saliese movida. (Tambien hay que añadir, que no teníamos trípode y que mi cámara de fotos es una mierda y las fotos salen movidas sólo con respirar) En fin. Que solo habían transcurrido unos meses desde que nació y ya parecía otra persona. Estas cosas crecen que se las pela y no te das cuenta y mañana ya han aprendido a hablar y la semana que viene ya tienen menstruación.

Contracorriente

No tiene cuerpo. Usa trucos baratos, indecentes, para crear una tension que no existe. Es burda, falsa, y sobrevive gracias al buen resultado de una plantilla de profesionales. Para mí, es una falta de respeto a mi inteligencia. Verla me enoja. Parece ser que soy el único al que no le gusta…

¿Como sería Lost si continua la huelga de guionistas*? Exactamente igual a como es ahora.

*Ah! ¿Que tiene guionistas? Yo creía que metían diferentes incongruencias  y personajes en una cesta y las elegían al azar.  Algo parecido a este generador de sectas.

Gratuitismo

¿Cuánto pagan a los repartidores de periódicos gratuitos? Porque se esfuerzan mas que los repartidores de publicidad. Algunos son verdaderos acosadores. Yo siempre entendí que en esa profesion te situas cerca de la salida del metro y das un periódico a todo aquel que lo quiera. Que son estudiantes que se sacan un sobresueldo. El auge y la moda que ahora hay con los periódicos gratuitos se me antoja un poco enfermiza y últimamente me estoy quemando esquivándolos.

Se te ponen en la misma salida del metro, haciendo un cuello de botella, donde no tengas escapatoria posible. Generalmente no van solos, pues al existir varios periódicos (y no son compentencia) pues los diferentes repartidores se hacen amigos. El de “Que!” se pone a la izquierda y el de “20 minutos” (o ADN o Metro o cual sea) en frente. Y cuando cruzas delante de ellos, casi golpeándote con él, te ponen el periódico en el pecho. Su expresión corporal casi parece decir ¡cógelo!  Y la situación de rechazarlo se vuelve mas incómoda e irritante. Te miran con cara de asombro, alguno hasta se ofende. -Que raro es este tío- quizá piensen.

Parece que por el hecho de ser gratuito estás en la obligación de aceptarlo.  Y eso quizá es lo que mas me jode. Lo rechazo porque prefiero leer un libro, porque considero la información un tema muy serio. Estar informado en esta sociedad de la comunicación es para mí una responsabilidad, que exige búsqueda exhaustiva y análisis, y no aceptar el primer tabloide amarillista y tendencioso que te regalen. En un mundo donde la censura está regida por el precio, la información gratis es la manipulación mas efectiva.