A pachas

Esta es la historia de paco, uno entre los millones de habitantes de la región escrotal y de su épica aventura en un mundo donde sus hermanos, como lemmings, se tiraban obligados a un precipicio vacío mientras él ignoraba que su destino seria diferente ganando la carrera mas importante de su vida, y conociendo un óvulo en la meta allí donde todos sus congéneres veían un pedazo de papel higiénico. Tambien es la aventura de Alejandro y de Jade, dos personas que bajo las extrañas matemáticas del amor comprueban que uno mas uno es igual a tres. Un amor virulento que contagia la vida, una enfermedad de transmision sexual.

Esta historia comienza por el final, por el final de un orgasmo y la muerte del espermatozoide que diligente se dirige a la luz del final del túnel. Y termina por el comienzo. El comienzo de una nueva vida, el comienzo de un pequeño ser, frágil, indefenso, que tendrá que aprender una vez mas que la tierra es redonda, que el jamón envasado está asqueroso y que “nunca” siginifica “probablemente no”

espermatozoide-copia

Por ahora mide siete centímetros, todavia no puede oir o ver, pero ya se masturba. Esta hecho a pachas por dos personas y el resultado de su mezcla será. Heredará la terquedad de su padre, la sonrisa de su madre y la deuda de Gallardón y probablemente será delgado y nervioso. Debe creer que la placenta es una disco fashion y junto con el café que se toma la anfitriona, está dale que dale con el “subidón” a saber por el espasmódico comportamiento de esa mancha inquieta en la pantalla del ecógrafo.

El (o ella) cogerá el timon cuando nosotros lo soltemos, mantendrá vigente nuestra memoria haciéndonos inmortales y escribirá un nuevo capítulo en la extensa novela de la humanidad. Hasta entonces, nos dará disgustos, trabajo, risas y alguna que otra alegria en un mundo donde compartir tu vida con alguien a quien amas es la máxima aspiración de cualquier persona.

Dicen que la vida te cambia, pero hasta ahora la única diferencia que he visto es que pierdes el complejo de la tripa cervecera al comprobar que tu pareja tiene mas que tu. Otro me preguntaba si no me iba a casar. ¿Casar? ¿Un anillo, una alianza? ¿Una UNION? ¿No te parece que tener un hijo es la mayor unión que puede haber entre un hombre y una mujer?

el-bicho

Quizá no sean los mejores tiempos para traer una nueva vida al mundo, pero ¿cuando han sido buenos? No parece que sea fácil, se avecinan nuevas responsabilidades, nuevos retos y nadie nace sabiendo ser padre. Pero yo hago caso de Nietzsche y quien tiene un porqué, se puede enfrentar a todos los comos. Nosotros tenemos un porqué y tambien un para qué. Nos queremos, somos felices y tenemos el firme propósito de que continue así. Eso es mas que suficiente. Voy a ser padre. Y de lo único de lo que me lamento, es de que vaya a ser un bebé y no un lince ibérico.