Hipocresía política

” Si no lo he matado yo. Lo ha matado la bala”

El  fuego de la venganza

 

Desgraciadamente, por el título de la entrada, no parece que vaya a contar nada nuevo. Sin embargo, dentro de todo el vertedero de la política nacional, he encontrado algo que me toca especialmente la moral, sobretodo ahora que sigue tan de moda la sensibilización de la violencia doméstica. Vulgarmente conocido como machismo.

El ayuntamiento de Sevilla multará a los clientes de las prostitutas. La medida, obviamente, es para erradicar la lacra de la prostitución. Según dice la noticia, el alcalde (socialista) de Sevilla afirma que es un negocio de explotación sexual próximo a la violencia de género. Y tiene razón.  Está próximo, pero por encima. Porque son muchas mas las mujeres chantejeadas, violadas, apaleadas diariamente y puestas en la calle a vender su cuerpo por un dinero del que con suerte, solo verán una pequeña parte.

Esta audaz medida seguramente logre su objetivo de forma muy eficiente solo con una condición: que se haga cumplir la normativa. Que se desplacen cientos de policías hacia todos los lugares donde se ofertan estas mujeres.

Claro, perseguir, encarcelar e impedir que las mafias, nacionales y extranjeras, prostituyan a mujeres en contra de su voluntad, proteger y ayudar a esas chicas a las que han torturado y secuestrado a sus hijos… Eso ya es harina de otro costal. Eso ya implica gastar dinero, no recaudarlo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s