Be siesto, my friend

Ale, un nuevo año (eso dice todo el mundo) y el 2008. Como ya expliqué en una ocasión, para mi los años comienzan en otoño. O en su defecto, el patrón de “nueva vida” debería producirse en el respectivo cumpleaños de cada uno. Así que no haré ningún balance de este año por muy bien encajado que estuviese. Hoy, mi vida es exactamente igual a ayer y quizá lo desazonador es que sea igual que mañana. Y aunque ha habido muy buenos momentos, este año, como cualquier otra vida común, muere lánguidamente, de forma lenta, triste y amarga. Sin muchos ánimos y unos cuantos pesares. Y como todo, acabará y llegarán los días en los que haces algo mas que dejar transcurrir el tiempo. Hasta entonces espero, observando impasible, el devenir. Me fumaré un petilla, jugaré un poco al ordenador y quizá me vea una película. Hasta que ocurra un cambio, que no tiene por que ser tan oportuno como para que ocurra en año nuevo.

Para todos aquellos que realmente cambien de vida, inicien nuevos retos o promesas: feliz año nuevo y mucha suerte. Que ademas, como siempre que hay olimpiadas, es un año bisiesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s