Meme

Noemí me envía este meme, asique no tendré mas remedio que hacerlo. Aunque 8 sean muy pocas…  P

Las normas son las siguientes:

 

A. Cada jugador comienza con un listado de 8 cosas. Da igual las que sean, pero que sean 8.
B. Tenéis que escribir esas 8 cosas en vuestro blog y las reglas del juego.
C. Tenéis que seleccionar a 8 personas más e invitarlas a jugar, y anotar sus nombres o el nombre de su blog.
D. No olvidéis dejar un comentario en los blogs respectivos de que han sido invitados a jugar, refiriendo al post de vuestros blogs “EL JUEGO” o “El meme de las 8 cosas”.

Las 8 cosas que comencé y nunca continué…

1.- Tocar la guitarra. Realmente sigo tocando la guitarra. Pero sin tomármelo en serio, no como cuando empecé, ahora es un mero entretenimiento. Ahora la cojo, hago un poco el gilipollas mientras espero a alguna otra cosa y lo dejo. Tengo compuesta alguna tontería, y ahí sigo,  pero no cuido mis guitarras. Dos las tengo sin cuerdas, y otra… bueno. La estoy destrozando sin el uso de la fuerza.

Me echo la bronca yo mismo cuando la cojo y veo que, aun torpes por la falta de ejercicio, los dedos empiezan a bailar por el mástil y mi mente empieza a ver acordes, melodías, arpegios… y el Alejandro musical intenta resucitar por momentos.  En fin, mi voluntad y mis deseos son frágiles. Dejé de tocar la guitarra porque se me estropeó mi multiefectos en la mudanza. Y eso de cambiar de casa y empezar nueva vida… quizá fue la guinda del pastel. Ahora se queda en una de esas cosas que… “retomaré en un futuro” Soy así. No  vale con mi voluntad, necesito a alguien que me espolee, necesito incentivos adicionales.

2.- El graduado escolar. Empecé porque era obligatorio. Y ciertamente guardo muy buenos recuerdos y muchísimas historias de mi etapa académica. Pues en aquella época era todo un personaje. En 5º de primaria llegué a la conclusión (de la que me siento muy orgulloso) que lo que aprendía era para mi beneficio y el de nadie mas y que no tenía que demostrarle a nadie lo que aprendía; dejé de hacer exámenes. Me convertí en autodidacta. Y la verdad. La titulitis quiza sea necesaria, pero paso de eso. Y aquí estoy. No tengo ni el graduado escolar y ni falta que me hace…

3.- “Vivir sin vida” Vivir sin vida, crónica de la soledad. Fue por así decirlo mi proyecto de novela mas ambicioso. Los rusos construyen una máquina de criogenización en unas instalaciones antiradiación en lo profundo de la estepa siberiana para preservar la raza humana (y rusa) en caso de holocausto nuclear. El protagosnista despierta en un futuro indefinido, con amnesia. Y al salir se da cuenta de que no hay ningún otro ser vivo a su alrededor. El holocausto ha ocurrido. El personaje recorrerá la sórdida y solitaria estepa siberiana acompañado únicamente de un antiguo diario, con la esperanza de cruzar el estrecho de bering y encontrar vida en el continente americano… Escribí lento, como hago con las cosas que duran y al final llegue un día y me di cuenta de que ya no me hacia ilusión. De que ya no sentía la historia. No se puede escribir una novela si no crees en ella.

 

En realidad tengo una lista algo grande de proyectos, algunos dejados de lado porque son solo meras ideas y soy demasiado vago como para darles importancia y otras porque… “las retomaré en un futuro”

4.- El gym. Me apunté a un gimnasio y al poco lo dejé. Realmente quería hacer deporte. Pero la mayoría era maquinaria de musculación y paso. El preparador (o como se llame) que había ahí, era un pasota y sabía de preparación física menos que yo. Y la gente en general era de un sesgo que a mí… no me convence, así que no iba a hacer ni amigos.  Y para hacer footing en una máquina, lo hago en un parque.

5.- Miguel y William Una de las películas mas malas que he pagado por ver en los últimos tiempos. No me gusta y lo he hecho en contadas ocasiones. Pero me fui de la sala. Prefería perder el tiempo sin hacer nada que ver esa ofensa al buen gusto.

6.- Profesor de español para extranjeros.  Me saqué el título pensando en que si se me cruzaban los cables y me piraba a un país extranjero, tuviese algo con lo que buscar un trabajo decente y según de que país, demandado. Después extravié todos mis apuntes y juegos y dinámicas y aunque aun conservo cosas en la memoria no lo practiqué mucho. Di clases en un par de ong’s y después no he vuelto a tocar el tema.

7.- Ajedrez Estudié (por supuesto de autodidacta) y llegué a jugar un par de meses como profesional. Creo que con la debida dedicación y tiempo hubiera llegado a ser bueno. Tenía confianza. Un día dejé de jugar. Aun pienso porqué. Supongo que en aquella época no era muy alentadora la idea de pasarme la mitad del día estudiando movimientos de un juego que nadie mas compartía. Era mas atractivo patear el culo de mis colegas al Quake y ganarme la pasta de informático, que es mas fácil.

8.- Memorias de adriano. Se supone que es un buen libro. Y es cierto, esta cojonudamente escrito. No parecía muy ameno y de repente me di cuenta de que llevaba varias páginas leyendo sin enterarme del contenido. Leí de forma mecánica, obligado por mi mismo. Pero no sabia que estaba ocurriendo desde hacia varias paginas. Y como seguramente no estaba ocurriendo nada interesante, dejé el libro. Que coñazo!

Anuncios

3 comentarios en “Meme

  1. Español para extranjeros!!! Qué bueno!!! Qué tal fue tu experiencia como profesor???

    PD. Por cierto, no tenían porqué ser las 8 cosas que yo puse, es decir, podías cambiar la temática… “8 cosas que me fascinan, 8 cosas que suelo hacer…” 😉

    Me gusta

  2. ah! jajajaja. Vale. Yo creí que tenían que ser cosas que nunca terminé. Bueno. Ya cojo la idea para el futuro.

    Lo de ser profesor la verdad es que no me disgustó. por eso lo considero como algo sin acabar, porque realmente me hubiera gustado haber continuado con aquello.

    Me costaba particularmente mantener la atención en lo que estaba haciendo, en lo referente a tener que estar pendiente de mi lenguaje físico (clave en el procedimiento didáctico) o a “tener paciencia” y vigilar constantemente todo lo que decía.

    Pero es… como lo diría. Gratificante. Es gratificante ver como poco a poco aprenden mas palabras y frases cliché, y en general van aprendiendo. Te sientes como un mini-dios, y eso es como droga para un friki.

    Ademas, lo que aprendí es a enseñar la lengua como un medio de comunicacion para que se desenvuelvan de forma funcional teniendo en cuenta que ellos no saben español y yo no se su idioma. Por lo que el sistema del drill y de las dinámicas y juegos son la piedra angular. Y créeme, cuando hay gente tan diversa jugando por ejemplo a un “memory” para aprender vocabulario, es un terreno fértil para muchas y variopintas situaciones graciosas.

    Y durante todo el curso me lo pasé de putísima madre. Tuve mucha suerte y me tocó un profesor cojonudo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s