Olores

Salgo del edificio de mi trabajo. Son casi las diez de la mañana. El cielo tiene un matiz lapislázuli difuso. El aire es algo frío y hoy huele distinto. Una fragancia garza y refrescante.

Los olores no me suelen traer recuerdos concretos. No me evocan lugares o acontecimientos concretos. Los olores siempre me insinúan sensaciones pasadas, sensaciones esquivas e ininteligibles, pero intensas. Muchas veces lo único que puedo decir es: Que aroma mas familiar. Otras es un sentimiento innombrable pero concreto que intento vanamente asociar a alguna circunstancia.

Salgo del edificio de mi trabajo, y me siento como cuando madrugaba para ir al colegio. Nostalgia de una soledad gratificante, meditativa. Rodeo el edificio y me pongo al alcance del sol. Elevo mi brazo y lo coloco en angulo recto apuntando con mi palma al astro. Éste apenas se ha levantado un palmo del horizonte. La luz es mas frágil. Hay menos calor. Y penetra en mis pulmones ese aire fresco, cargado de recuerdos. Y me fumo ese cigarro.

Hoy comienza el otoño.

Anuncios

3 comentarios en “Olores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s