Agosto

Este texto se lo dedico a Irene y a Julito. Compañeros de fortunas. Creo.

Agosto te confisca las entrañas, y no es por el calor. Como una tormenta, te las agita sin descanso y elabora un cocktail jocoso de sabores impredecibles para disfrutar después en la calma que prosigue. En agosto, el tiempo parece transcurrir de forma distinta, las casualidades se intensifican, dejando entrever algunos de esos misterios que el universo encierra. Y con la luna como supervisora, la brisa acaricia tu piel y te susurra… En agosto, la semilla del amor germina fértil e ineludible. Y no es por el calor. El tedio (que se transforma en tranquilidad) te enfoca y te dirige la mirada a la única persona que importa. En agosto la ciudad huye y se vacía, y en la soledad encuentras tu grácil compañía. Agosto te vuelve loco y no es por el calor. Agosto te sumerge en el mar de las preguntas, y como un naúfrago, navegas presa de la fuerza de las circunstancias. En agosto el día es mas largo y la noche parece eterna. Y sucumbes a los encantos y a la ilusión. Las quimeras se hacen realidad. En agosto, tienes suerte. El sudor se mezcla con el frío, el miedo con la confianza. Agosto te calienta… y no es por el calor. Y cuando Agosto termine, clamarás al cielo que el primero de septiembre sea el trigésimo segundo de agosto y el segundo de septiembre el trigésimo tercero y así… Eternamente. Porque en agosto, no empieza un nuevo año. Empieza una nueva vida.

Anuncios

Un comentario en “Agosto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s