Pratchett, ese genio

Es un mago del humor. Lleva decenas de libros, la mayoria trancurren en esa desternillante metáfora del mundo real llamada mundodisco. Muchos, con sus protagonistas estrellas el antihéroe y cobarde “rincewind” o la sabia y uraña “yaya ceravieja”. Para los que no sepan de lo que hablo, mundodisco es un mundo plano, sobre el lomo de cuatro elefantes que giran sobre el caparazon de una tortuga gigante que naufraga por el espacio. ¿A que esperas para leer su primer libro, “el color de la magia”?

Aquí os dejo una colección de sus mejores sentencias:

-El río Ankh es probablemente el único río del universo en el que los investigadores pueden dibujar con tiza el contorno de un cadáver.

-El Gremio de los Alquimistas está enfrente del Gremio de los Jugadores. Normalmente. En ocasiones está encima de él, o debajo de él, o cayendo a trozos a su alrededor.

-A grandes rasgos, la única habilidad que los alquimistas de Ankh-Morpork habían descubierto hasta el momento era la capacidad de convertir oro en menos oro.

-Algunas religiones del mundodisco todavía practicaban el sacrificio humano, aunque realmente ya no necesitaban practicar más porque eran muy buenas en ello.

-“Suerte es mi tercer nombre”, dijo Rincewind. “Eso sí, mi segundo nombre es Mala”.

-La persona que había al otro lado era una mujer joven. Muy obviamente una mujer joven. No había manera posible de confundirla con un hombre joven en ningún lenguaje, especialmente en braille.

-Tata Ogg miró debajo de su cama por si había un hombre allí. Bueno, siempre se podía tener suerte.

-Las últimas palabras de muchos señores antiguos han sido: “No puedes matarme porque llevo una armadura máaaargh”.
– Las armaduras mágicas ya no son lo que eran.

-‘Pensaba que las espadas tenían que ser rectas’. ‘Tal vez empiecen rectas y luego se vayan doblando por el uso. Muchas cosas lo hacen’. No vale con saber coger una espada, hay que saber que extremo se clava al enemigo.

-Si siguiera todos los consejos que me han dado durante todos estos años, habría escrito 18 libros sobre Rincewind.

-Perdita pensaba que desobedecer las reglas era, de alguna manera, interesante. Agnes pensaba que reglas como “No caigas en este enorme pozo lleno de estacas” estaban ahí con algún propósito.

-Dale fuego a un hombre y estará caliente un día, pero préndele fuego y estará caliente el resto de su vida.

-La gente que no necesitaba a la gente necesitaba a la gente a su alrededor para que supiera que era el tipo de gente que no necesitaba a la gente.

-‘Me asustan los suelos’.
‘Querrás decir las alturas’, dijo Conina. ‘Y deja de hacer el tonto’.
‘¡Ya sé lo que quiero decir! ¡Son los suelos los que te matan!’

-La verdad puede estar ahí fuera, pero las mentiras están dentro de tu cabeza.

-Dickens, como sabéis, nunca llegó a empezar su página web.
-El problema de tener una mente abierta, por supuesto, es que la gente se empeña en llegar y tratar de poner cosas dentro.

-Rincewind podía pedir piedad a gritos en diecinueve idiomas, y simplemente gritar en otros cuarenta y cuatro.

-Es decir, yo no pagaría más de un par de monedas para verme, y yo soy yo.

Anuncios

Un comentario en “Pratchett, ese genio

  1. Mmm, q maravilla!!

    me quedo con la de las verdades estan ahi fuera y las mentiras en tu cabeza,y tb con la de los suelos asesinos,esta la ha dicho un tierno infante,nop?q sabidura la suya

    😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s